viernes, 1 de junio de 2012

¿España república bananera?

España se constituye en un Estado social y democrático de derecho. Esas son las primeras palabras del primer artículo de nuestra Constitución.

Un Estado en el que uno de cada cuatro trabajadores está en paro, en que crecen cada día la pobreza y la desigualdad, en el que ya hay personas que dejan los tratamientos médicos porque no pueden pagar los fármacos, se triplican los usuarios de los comedores sociales, y nada de eso preocupa tanto como el déficit o la banca, o molestar a la Iglesia, y no solo no se le pone remedio sino que se recortan y privatizan los servicios que lo paliarían, e incluso se multa a quienes "roban" comida en los contenedores de la basura, ya no es un Estado social.

Un Estado en el que los políticos creen que la soberanía la tienen ellos, y que por ganar una mayoría parlamentaria pueden hacer todo aquello que les viene en gana, en el que no se dan explicaciones, en el que se pretende tipificar como atentado la protesta pacífica, en el que el propio Gobierno califica de antiespañola y radical cualquier protesta, en el que la opinión del verdadero soberano, el pueblo, no cuenta para nada, ya no es un Estado democrático.

Un Estado en el que nos desayunamos cada día con un nuevo escándalo político o financiero sin que nadie comparezca ante la justicia, en el que se impiden las comisiones de investigación, en el que la fiscalía solo destaca por su silencio, ha dejado de ser un Estado de Derecho.

¿Nos hemos convertido entonces en una república bananera? Claro que no, España no es una república.

1 comentario:

  1. No claro que no es una República, no la dejaron ser.
    Lo que está viniendo ahora con la llamada crisis no es más que la oportunidad que ya llevaban tiempo esperando quienes dirigen la economía y la política para imponer sus intereses a los demás.
    Se durmió la gente y les pusieron cadenas mientras dormían.

    ResponderEliminar