martes, 6 de diciembre de 2011

Un gallego en la escalera

¿Qué es un gallego? Alguien que, cuando te lo encuentras en la escalera, no se sabe si sube o baja. Don Mariano Rajoy, que es compostelano, está haciendo bueno este viejo tópico; quince días han pasado desde que se conocieron los resultados de las elecciones y seguimos sin saber qué es lo que piensa hacer cuando tome posesión de su nuevo cargo.

Dice el Sr. Rajoy que esperará a tomar posesión y saber lo que se va a encontrar, es decir, cómo están las cuentas del Estado. Esto es para mí algo verdaderamente sorprendente, y me lleva a hacerme una serie de preguntas para las que no encuentro respuesta. ¿Qué han hecho don Mariano y su partido en ocho años de oposición? ¿Para qué sirve el Tribunal de Cuentas? ¿Y las sesiones de control, interpelaciones y preguntas? ¿Me está diciendo don Mariano que en ocho años no han hecho ningún seguimiento de las cuentas del Estado, o que el sistema es tan malo que no hay ningún control?

La excusa de nuestro futuro Presidente me suena exactamente a eso, a excusa. Porque resulta  que mientras esto afirma en el país, se reúne con dirigentes internacionales para explicarles su proyecto, y al parecer para satisfacción de éstos. Se reunió también con el señor Rodríguez Zapatero para establecer una gestión consensuada del gobierno en funciones. Pareciera que da explicaciones a todo el mundo menos a quien tiene mayor obligación de darlas: los ciudadanos a los que va a gobernar.

Esta actitud de don Mariano me empieza a irritar. Que una persona presente su candidatura a la presidencia del gobierno sin explicar un proyecto claro me parece, cuando menos, una extravagancia. Que con tales mimbres gane las elecciones escapa a mi comprensión por malo que fuese el gobierno anterior. Que dos semanas después siga diciendo que no sabe nada ya es un disparate y empieza a parecer una tomadura de pelo.

Una de mis pequeñas aficiones es el ajedrez. Cuando pienso una jugada no sé, como es evidente, cuál será la jugada subsiguiente de mi adversario, pero puedo intentar anticiparme, sopesar las alternativas y elegir la jugada que haga mi posición más fuerte. Si mi rival me sorprende con una jugada que no he previsto me replanteo mi juego y vuelvo a buscar la mejor alternativa. Aunque el gobierno de una nación sea algo bastante más serio que una partida de ajedrez, esto es esencialmente lo que espero de quien ha pedido y obtenido nuestra confianza para gobernar el país. No espero que sea clarividente ni adivino, ni que sea capaz de acertar siempre con la mejor decisión, tan solo que sea capaz de analizar la situación y trazar una estrategia, y corregirla después si no era la adecuada.

Pero don Mariano no debe de ser jugador de ajedrez. Don Mariano es jugador, y bueno según dicen, de mus, el tradicional juego en el que es esencial ocultar tus cartas.


4 comentarios:

  1. No tiene nada que decir mientras no sea investido presidente. Me parece lógico. No te olvides que el de los despropósitos, el animal que ha arruinado España, el peor presidente de la democracia, ... el gran ZP, es el presidente hasta el día 13. Manipular está bien, pero espera a que, al menos, gobierne Rajoy.

    ResponderEliminar
  2. ¿Que tendrá que ver la presidencia con las declaraciones? ¿Por qué no va a comunicar Rajoy sus intenciones? ¡Que no haya tomado cargo no quiere decir que no tenga lengua! Josema, no veo yo donde está tu lógica. Un político no tiene que ser presidente para COMUNICAR.

    ResponderEliminar
  3. ¿Mi lógica? Pues hombre, si lo dice ahora lo hará por satisfacer curiosidades y nada más. Yo no quiero que diga, yo quiero que haga. Evidentemente, hasta que tome posesión no puede hacer nada.

    Además, también me parece sensato que acabe su ronda de contactos antes de decir nada. Yo no le veo mucha lógica decir lo que vas a hacer y luego reunirte con los agentes sociales, porque éstos se preguntarán, y con razón, para qué los han citado si ya tiene tomada una decisión definitiva (que más o menos sí tendrá).

    Y ya puestos, a parte de la retirada de las tropas de Irak... ¿qué medidas anunció ZP antes de tomar posesión como presidente?

    ResponderEliminar
  4. Josema:
    Antes que nada, gracias por tu opinión que por supuesto es bienvenida.

    Hay dos cosas que no entiendo de tus comentarios. La primera es por qué me acusas de manipular cuando me he limitado a decir que me molesta el silencio de Rajoy. Me parece razonable querer saber cuáles son sus intenciones y no veo manipulación en decirlo.

    El otro punto que no entiendo es qué tiene que ver Zapatero. Yo no lo he defendido, al contrario, en este blog también he tenido críticas para él. Y en esta situación también tiene su parte de responsabilidas puesto que nada le obligaba a establecer unos plazos tan largos para el traspaso de poderes.

    Entiendo tu punto de vista, todavía no es presidente. Pero es no quita que debe de tener un proyecto y unas líneas de política generales que puede y, en mi opinión, debe dar a conocer. Me parece bien que quiera tener contactos y reuniones, pero también puede informar de lo que ha tratado en ellas ¿no?

    ResponderEliminar