viernes, 21 de octubre de 2011

Imágenes

No sé ni cómo empezar esta entrada. Habitualmente me pongo a escribir sin más, tengo la idea en la cabeza y las palabras surgen por sí solas. Hoy en cambio no surgen las palabras, tal vez por que tampoco sé muy bien lo que quiero decir. Hoy no tengo en la cabeza una idea sino algo que no puedo expresar porque no sé lo que es.

Ayer por la noche encendí el televisor para ver las noticias y me enteré de la muerte de Muammar al Gadafi. Allí estaban las imágenes. Sinceramente no quería verlas, así que cambé de canal para ver un programa de debate. Pero el tema era la muerte de Gadafi, y allí estaban las imágenes otra vez. Acabé apagando el televisor, pero ya era tarde. Tengo esas malditas imágenes metidas en la cabeza.

Quería hablaros de esas imágenes, que se acumulan sobre muchas otras que ya nunca saldrán de mi memoria. Imágenes de cuerpos esqueléticos amontonados en fosas comunes, de niños de ojos grandes e inexpresivos cubiertos de moscas, de un cuerpo calcinado exhibido como un macabro trofeo.

Y no sé como hacerlo. Odio esas imágenes. Me ponen enfermo. Me hablan de lo que somos, de lo que yo mismo soy o podría llegar a ser. Me hablan de un mundo que no quiero conocer, de una naturaleza humana cuya existencia no quiero admitir.

Me digo que son necesarias esas imágenes para que los privilegiados que no hemos conocido la barbarie sepamos que existe, para hacernos conscientes, y aún así no quiero verlas.

Hay días que quisiera no ser consciente de nada.

1 comentario:

  1. Lo comprendo.

    Hay facetas de la humanidad que no son nada agradables. Por si te sirve de algo: cuando veo imágenes de esa clase lo que hago es "enmarcarlas" en un contexto más amplio. No las quito de la vista si no que las "coloco" entre las demás para poder situarlas así donde les corresponde y no perder la visión de conjunto. A mi al menos me funciona.

    ResponderEliminar